Qué hacer con tus plantas si te vas de vacaciones

Seguramente ya has pasado por esto: te vas un par de semana de vacaciones a la playa, feliz de poder descansar por fin, pero preocupada porque no sabes qué va a pasar con tus plantas o quién puede ayudarte a cuidarlas. Después de todo, les has dedicado tu atención todo el año, y la idea de perderlas mientras estás lejos de tu casa te da terror. Es normal, ¡también nos hemos sentido así!

Para tratar de mantenerlas lo mejor posible en tu ausencia, te queremos dejar algunos tips que te pueden servir. Ten en cuenta que si te vas muchos días, tus plantas igual pueden sufrir por esa falta de cuidado, así que lo mejor es enfrentar tus vacaciones sabiendo que quizás haya algunas pérdidas.

1. Riégalas de manera abundante antes de irte

Trata de regar tus plantas el mismo día de tu partida, para que cuenten con su reserva de agua en el sustrato al máximo y así no necesiten riego pronto. Acá debes tener cuidado, porque si regaste tus plantas el día anterior, no significa que debas darles agua nuevamente. Recuerda que el exceso de agua puede pudrir las raíces. 

2. Mueve tus plantas a un lugar más oscuro

Las plantas necesitan luz adecuada para poder crecer, y probablemente las tienes ubicadas estratégicamente para que puedan vivir felices. Al tener buena luz, hacen fotosíntesis de manera adecuada, lo que ayuda a que el agua que hay en el sustrato se consuma rápidamente. Pero si las mueves a un sector un poco más oscuro este proceso se hace más lento, por lo que puedes recurrir a esta técnica si te vas entre una a dos semanas sin perjudicar a tus plantas. Es importante recordar que un lugar más oscuro no es un clóset o baño sin ventanas, pero sí aquel espacio debajo de la ventana o más alejado de ella.

3. Agrúpalas

Las plantas van generando humedad ambiental, y cuando hay muchas juntas, ¡esta humedad se aprovecha! Junta tus plantas para que entre ellas se apoyen ante esta eventual falta de riego que pueden experimentar,

4. Arma un invernadero para irte a la segura

Una manera efectiva de que tus plantas "se cuiden solas" en su ausencia, es armando un invernadero. Básicamente, puedes poner tus plantas adentro de una caja plástica transparente que tenga tapa. Puedes mantener la caja con la tapa sobrepuesta, para que haya ventilación, o completamente cerrada, lo mantendrá aún más elevados los niveles de humedad. La mayoría de las veces, cuando las plantas están "encerradas" mantienen sus niveles de humedad en el sustrato súper bien, por lo que no es necesario regarlas mientras están ahí. Puedes probar un par de semanas antes y ver cómo te resulta antes de tirarte a la piscina!

5. Deja instrucciones claras de cuidado

Si vas a pedir ayuda, trata de ser súper clara al momento de explicar las necesidades de tus plantas. A veces es muy cómodo poder contar con un vecino o algún familiar que pueda ir a tu casa en tu ausencia, ¡pero muchas veces pasa que no tienen idea de plantas!

Hay una estrategia que nos gusta mucho, y es la de clasificar tus plantas en tres colores, y asignar días de riego a cada color. Esta técnica sirve cuando ya les agarraste bien la mano y sabes cuántos días pueden pasar entre riego y riego. Véamos un ejemplo práctico:

Papel rojo: regar cada dos días (para plantas que necesitan mucha humedad, como helechos, marantas o tradescantias)

Papel amarillo: regar cada siete días (para plantas que pueden regarse cuando el sustrato se ha secado, como Philodendrons, Tradescantias, Monsteras, Dólares)

Papel verde: no regar (para plantas que resisten muy bien sin riego durante muchos días, como Sansevierias y Zamioculcas)

De esta manera, el cuidador a cargo sabrá cuándo regar cada planta de manera fácil. Enséñale también cómo riegas y con cuánta agua, ¡para que no se le pase la mano!

6. Asume que independiente de tus esfuerzos van a haber pérdidas

Lo mejor es irte de vacaciones teniendo esto en cuenta. A lo mejor todas tus plantas van a sobrevivir a la perfección, o a lo mejor un par se va a perder en el camino. Lo importante es saber que trataste, pero también que disfrutes tus vacaciones al máximo.


Publicación más antigua Publicación más reciente