Monstera deliciosa

Hojas grandes, tallo con vida propia y raíces que crecen eternas: así es la Monstera deliciosa, una de las plantas de interior más conocidas en el mundo, y para muchos, la primera planta que alguna vez cuidaron. No es raro que sea tan famosa y que varios se hayan acercado a las plantas a través de ella. Es que es una especie amable, de cuidados sencillos y generosa en su crecimiento.

Si nunca has tenido una Monstera, es importante que sepas que crecen rápido y que puede alcanzar grandes dimensiones! En general es una planta fácil de cultivar, y acá te explicaremos cómo hacerlo para que viva y crezca feliz.

Riego

Como varias otras plantas de la familia Araceae, como Philodendrons, Singonios y Aglaonemas, la Monstera deliciosa disfruta de la humedad en sus raíces. Sin embargo, es resistente a la falta de agua, por lo que te recomendamos dejar secar levemente el sustrato o tierra antes de volver a regar. Como regla general, sugerimos regar todas las plantas con abundante agua, hasta que salga por el agujero del drenaje, cada vez que necesiten riego.

Ten cuidado de no dejar pasar demasiados días sin hidratarla, ya que cuando esto sucede, comienza a aparecer conchuela, una plaga que puede llegar a debilitarla.

Si ves que sus hojas comienzan a enrollarse un poco hacia adentro, significa que les falta humedad, esto se puede corregir regando de manera correcta, pero también rociando agua sobre sus hojas. Trata de hacer esto por las tardes, evitando que el sol les llegue mientras lo haces, ya que podría quemar sus hojas. 

Luz

En su hábitat natural la Monstera crece debajo de la sombra de los árboles grandes de la selva, sin recibir mucho sol directo en sus hojas. En interiores debes darle esta misma cantidad de luz: ojalá puedas ubicarla en espacios bien iluminados en donde no llegue sol directo, ya que puede quemar sus hojas. También se adapta a espacios un poco más oscuros, en donde va a crecer un poco más lento.

Nutrientes

Puedes abonar tu Monstera durante todo el año con bokashi, humus u otros abonos orgánicos, o utilizar fertilizantes equilibrados en N, P y K (10-10-10 o 20-10-10 está bien).

Otras observaciones

Tu Monstera puede comenzar a crecer raíces largas de color café, las que, en su hábitat, usan para apoyarse sobre los árboles y seguir creciendo hacia arriba. En interior, puedes aprovechar estas raíces para que crezcan sobre un tutor de fibras naturales, los cuáles deberás mantener húmedos para imitar el clima de la selva. A medida que vayan creciendo, irán abrazando el tutor, lo que la ayudará a crecer más ordenada y además puede estimular que las hojas crezcan de mayor tamaño.

En cuanto a los agujeros que tienen sus hojas, éstos se llaman fenestraciones, y a veces pueden demorar en aparecer, mientras que algunas Monsteras juveniles los desarrollan a temprana edad. 

Existen dos variedades de Monstera deliciosa que podemos encontrar en Chile: la clásica, de grandes hojas y crecimiento alocado, y la Monstera deliciosa borsigiana, cuyo hábito de crecimiento es un poco más ordenado, y que además tiene hojas de tamaño más pequeño.


Publicación más antigua Publicación más reciente